domingo, 31 de enero de 2010

Stepabonner-PAPAYA

El personaje de Alexander Marcus y su globo terraqueo modelo regalo de comunion- interpretando su exito Papaya:

VIDEOS:
1 video musical (oficial)
2 live (con un publico entregado al pegadizo estribillo)

video

video

Recuerda al carisma que deja ver CAGON AND CRISTA en sus directos en las carceles de Cuzco (Peru),

como ya sabeis devoto del ninho compadrito (Bendicion)



teoria del exito:

También conocido como marcador del éxito ó arco del triunfo, establece que si se realiza un trabajo energético sobre un sistema o bien éste intercambia calor con otro, la energía interna del sistema cambiará. Visto de otra forma, esta ley permite definir el calor como la energía necesaria que debe intercambiar el sistema para compensar las diferencias entre trabajo y energía interna. Esta teoría la plasmó en una práctica máquina basada en un condensador de agua que a través de la combustión interna genera un arco de calor termo eléctrico que bajo sus principios de la termodinámica se convierten en un marcador del éxito.

Alexander Stepabonner Marcus (San Petersburgo, Rusia, 13 de junio de 1875- París, Francia, 5 de noviembre de 1958).

34 grados bajo cero

"Mi tripulación vio algo moverse en el agua e inmediatamente decidimos acercarnos para ver si era un perro o tal vez una foca", dijo Jan Joachim, oficial a bordo del Baltica, a Reuters Television.
"Cuando nos acercamos al hielo vimos que era un perro intentando no caerse al agua", añadió.
El maquinista Adam Buczynski logró pasar al perro desde el islote de hielo a un bote neumático y lo envolvió en una manta.
"Ni siquiera se quejó. Sólo había miedo en sus ojos", comentó Buczynski.
El perro fue visto por primera vez en el islote de hielo a unos 100 kilómetros en el río Vistula, pero los bomberos no pudieron rescatarlo. Cuando la tripulación del Baltica lo halló, ya estaba a la deriva 24 kilómetros mar adentro.
"Estábamos en el lugar correcto en el momento correcto", dijo Joachim, señalando que rescataron al perro justo antes de que anocheciera.
La tripulación ahora intenta localizar a su dueño.
Durante la noche, las temperaturas en algunas zonas de Polonia han caído hasta los 34 grados bajo cero.

My pink sister

Esta es mi hermana, la foto esta hecha en Burgos, va siempre de rosa y ademas esculpe de maravilla. Estudia BBAA, este anho esta de Erasmus en Chipre. En cuanto vuelva la meteremos en un reality show de artistas, en el de Saatchi, claro. Solo le queda un curso, que suerte la suya. Luego a forrarse.

busco a mi amigo CASTRO, FERNANDO de nombre


Lo primero que veo nada mas abrir el blog es a Valle Inclan,habia olvidado que ayer lo habia dejado en esa misma posicion,esperaba la sensacion de otros dias,ver a los bizarros tostando las maquinas,las pastillas de freno y jodiendo los culatines,no he vuelto a saber de Castro, no tengo ni puta idea de donde para,si alguien lee este reclamo que nos diga algo no sea que se haya enrrocado en la rocalla y llamemos al tio la vara

Su nombre es Eladio Guardiola, un humilde labrador de La Mancha que vive de manera tranquila ocupado en los quehaceres diarios de sus tierras y su casa, pero cuando le piden auxilio esa tranquilidad se torna en furia e ira y se convierte en el “Tío la Vara”, un superhéroe muy particular que infunde respeto y reparte justicia con una vara de fresno y a la voz de "¡¡sus ví a crujir viiiiivos… a tos!!" pone en cintura a vividores, gamberros, charlatanes, vecinos cotillas, camellos y demás “tontacos” de la sociedad actual. Como todos los héroes también tiene su rival, su vecino Nemesio Barriga, que es el villano conocido como el "Capitán Fanegas". El único punto débil conocido hasta el momento de Eladio Guardiola, El Tío la Vara, es la "Criptanita" que es una piedra de Campo de Criptana.

sábado, 30 de enero de 2010



Según la Real Academia Española, "esperpento" es un hecho grotesco o desatinado. Más específicamente, el término se utiliza para designar un estilo literario creado por Ramón María del Valle-Inclán (y la generación del 98), y que se caracteriza por la deformación grotesca de la realidad, al servicio de una implícita intención crítica de la sociedad. Como afirmó Valle-Inclán en Luces de Bohemia (obra representativa del estilo y donde este es definido), "el sentido trágico de la vida española sólo puede ofrecerse con una estética sistemáticamente deformada". Esta técnica se empleó también en la trilogía Martes de Carnaval(Contiene: La hija del capitán, Las galas del difunto y Los cuernos de don Friolera) y tiene sus precedentes en Quevedo y Francisco de Goya. Algunas de sus características son:

Lo grotesco como forma de expresión:
la degradación de los personajes.
la reificación o cosificación de los personajes, reducidos a mero signo o a muñecos.
la animalización o fusión de formas humanas y animales
la literaturización del lenguaje coloquial, frecuentemente investido de todo tipo de intertextualidades.
el abuso del contraste
la mezcla de mundo real y de pesadilla
la distorsión de la escena exterior
La deformación sistemática de la realidad:
la apariencia de burla y caricatura de la realidad
el significado profundo, semi transparente, cargado de crítica e intención satírica que constituye la auténtica lección moral
La presencia de la muerte como personaje fundamental.
Esta técnica teatral hizo de Valle-Inclán un precedente cinematográfico, debido a los continuos cambios de escenario así como a la profusión de historias durante el desarrollo de la obra, que finalmente acababan por cruzarse.

El texto que se considera fundacional acerca del tema es la escena XII de "Luces de Bohemia", donde Max Estrella, el protagonista de la obra, dice que "Los héroes clásicos reflejados en los espejos cóncavos dan el Esperpento. El sentido trágico de la vida española solo puede darse con una estética sistemáticamente deformada. (...) Las imágenes más bellas en un espejo cóncavo son absurdas. (...) La deformación deja de serlo cuando está sujeta a una matemática perfecta. Mi estética actual es transformar con matemática de espejo cóncavo las normas clásicas".Como se ve, la idea de esperpento está asociada a una percepción del autor acerca de la mezcla entre grandeza y grotesco que se considera propia de la sociedad española.

Más que un estilo o una técnica teatral, el esperpento es una poética (es decir: una forma de crear) que consiste en retratar hechos y personajes de una determinada manera. Según dice Valle-Inclán en una entrevista concedida al diario ABC, la acción y los personajes dramáticos pueden ser mirados "de rodillas" (como en la épica), "como si fuesen ellos nosotros mismos" (como en el teatro de Shakespeare), "... y hay otra tercera manera, que es mirar el mundo desde un plano superior y considerar a los personajes de la trama como seres inferiores al autor, con un punto de ironía. Los dioses se convierten en personajes de sainete. Esta es una manera muy española, manera de demiurgo, que no se cree en modo alguno hecho del mismo barro que sus muñecos".

La degradación del esperpento afecta a ambientes y personajes:

Ambientes: Los escenarios dominantes son tabernas burdeles, antros de juego, interiores míseros, calles inseguras de Madrid.
Personajes: Por las piezas deambulan borrachos, prostitutas, pícaros, mendigos, artistas fracasados, bohemios, presentados como marionetas sin voluntad, animalizados y cosificados.
Una de las reflexiones más importantes que plantea la creación esperpéntica es si se trata de una imagen deformada de la realidad, o si se trata de la imagen fiel de una realidad deforme.
El Padre-Pistolas: Gallegos Lara, quien se distingue por predicar vestido de vaquero y con pistola en la cintura, ademas de grabar discos y realizar obra publica, denuncia que existe un "complot" en su contra organizado por autoridades municipales y estatales ...



Alfredo Gallegos Lara, mejor conocido como "El Padre Pistolas" rompio el silencio y acuso al Arzobispo de Morelia, Alberto Suarez Inda de exiliarlo de territorio guanajuatense donde ha realizado su tarea pastoral desde hace 26 anhos.



ZIPO PISTOLA

arbol caido una buena reunion ,construir una catedral dentro de la catedral



VICTOR MIRA

"Niego que en mí exista vida alguna y me horroriza no estar muerto y tener que sentir la repugnante vida latir en mí como un animal antiguo” V.M.

Tras un aparatoso incendio provocado por un cortocircuito en la cocina de su apartamento- estudio, el artista aragonés Víctor Mira se suicidó el pasado 18 de noviembre arrojándose a las vías del ferrocarril metropolitano que une la capital bávara con la ciudad de Hersching.

Vinculado al expresionismo abstracto y considerado por muchos un innovador heredero del espíritu de Goya, Mira, de 54 años, fue declarado el mejor artista español de la Feria ARCO 2003.

Pintor polifacético, también destacó como grabador, escultor y escritor. Su obra poseía una fuerte carga expresionista en la que entremezclaban la figuración con el primitivismo. Su primera exposición en Zaragoza la realizó en 1968 y un año después se trasladó a Madrid, donde en 1973 presentó la individual titulada 'Manías del sexo'. Tras residir una temporada en Barcelona, en 1975 tuvo su primer contacto con Alemania, que desembocaría en un traslado a Heildelberg. En 1977 publicó el libro 'Estática kebrada aragonesa', y dos años más tarde el poemario 'El bienestar de los demonios'. En 1979 realizó su primera exposición individual en Alemania y en 1985 se lanzó a trabajar en la serie 'Estilitas', que le situó a la cabeza de la vanguardia internacional. En 1988 comenzó a residir en Munich, manteniendo con España una singular relación de amor/odio.

Su obra está presente en las principales colecciones privadas y públicas de todo el mundo, como el Museo de Arte Moderno de Nueva York o el Museo Reina Sofía de Madrid.

Descanse en la paz que no encontró en este mundo.inés matute

virgenes por 20€


GIGIMO es una empresa china. ¿A qué no lo esperaban? Se ha hecho famosa por haber inventado "el himen de la virginidad artificial" ,que cuesta 20€. Se introduce en la vagina de la interesada veinte minutos antes del coito o relación para que pueda dilatarse. Tras la penetración, libera un líquido semejante a la sangre para que el marido reconozca la pureza de su cónyuge o amada (aunque no es imprescindible). El invento está causando furor entre las mujeres musulmanas de las clases menos opulentes o desfavorecidas y la ruina de las clínicas ginecológicas, que cobran entre 300 y 500 € por una himenoplastia o reconstrucción del himen.
Sin embargo, algunas voces valientes, a las que se niega cualquier autoridad científica o moral en los círculos musulmanes más radicales o interesados, afirman que la Historia del Islam desmiente el mito de la virginidad femenina, pues, parece ser, que el mismísimo Mahoma, que algo debía saber, contrajo su primer matrimonio con "una viuda", es decir, una mujer que ya conocería varón. Entonces, ¿quién inventó el citado y qué intereses albergaba al hacerlo?
Seguiremos informando.

entre dos peñas feroces hay un hombre dando voces


Dejo de tratar de los pedos degollados, si bien con esto conocerán de su hidalguía y caballería y grandeza que tiene el culo en este caso. Pues su fortaleza ¿quién la encarecerá?, si es tanta que el sólo limpiarse con un paño delgado se deja de modo por las dos partes, que es más difícil de tomar que la inclusa.

como si el culo estuviera pelando perdices


Los nombres del pedo son varios: cuál le llama soltó un preso, haciendo al culo alcaide; otros dicen: fuésele una pluma, como si el culo estuviera pelando perdices; otros dicen: tómate ese tostón, como si el culo fuera garbanzal. Otros dicen algo crítico: cuesco, derivado de la enigma; y otros han dicho: Entre peña y peña el alba, río que suena. De aquí se levantó aquel refrán que dice: Entre dos peñas feroces, un fraile daba voces. Y finalmente, dijo el otro: El señor don Argamasilla cuando sale chilla.

viernes, 29 de enero de 2010

El Increible Coolk: Hiroaki Aoki



Yamataka Eye y Steve Aoki: Conectan en lo mas bizarro del ciberpunk, aunque el mas punkie y destroyer fue el padre del segundo, Hiroaki Aoki, empresario, luchador y piloto de lanchas rapidas Japones, Creo entre otras una exitosa empresa cadena de restaurantes japoneses en todo el mundo (Benihana)con diez mil dolares que gano conduciendo un camion de helados en Harlem,

Tuvo problemas por evasion de impuestos y le gustaba el juego y las lanchas rapidas,

despues de un accidente con una lancha, le infectaron el higado con hepatitis C en una transfusion de Sangre, ya tenia problemas de Cirrosis y Diabetes,
murio a causa de una neumonia en Nueva York.

“Cuando muera no quiero que me entierren, ya he estado dentro de demasiados ataúdes”.

Screamin Jay Hawkins

De noches poéticas


Nota: Aunque suene a Bob Dylan, no es Bob Dylan sino Sammy Walker.

caballos malditos y bonitos



vivir apartado,no del todo, pero oculto, sin que te roze la competicion de los hombres grises yendo a la carrera en todo, mejor correr con los caballos salvajes que piruetean balanceando sus cabezas, buscando el nervio de sus musculos,los vientos de su nariz,salvajes caballos brillantes, ocultos y esquivos, hermosos y calientes, ellos nunca querran estar en los concursos de belleza.

"Sí, todo me lo quitaréis, el laurel y la rosa. Lleváoslos, pero me queda una cosa que llevo. Y esta noche, cuando entre en la casa de Dios, brillará intensamente mientras diga mi adiós algo que, inmaculado, meceré en un arrullo, y me lo llevaré para siempre; y es.... mi orgullo".
Gerard Depardieu (Cyrano de Bergerac)


4 "Si hubieras mantenido mi amistad, los que maltrataron a tu hija lo hubieran pagado con creces. Porque cuando uno de mis amigos se crea enemigos, yo los convierto en mis enemigos. Y a ese le temen".
Marlon Brando (El padrino)


4 "Veo mucho potencial, pero está desperdiciado. Toda una generación trabajando en gasolineras, sirviendo mesas, o siendo esclavos oficinistas.La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos, no hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seríamos millonarios, dioses del cine, o estrellas del rock. Pero no lo seremos, y poco a poco lo entendemos, lo que hace que estemos muy cabreados".
Brad Pitt (El club de la lucha

4 "No permitas que nadie diga que eres incapaz de hacer algo, ni si quiera yo. Si tienes un sueño, debes conservarlo. Si quieres algo, sal a buscarlo, y punto. ¿Sabes?, la gente que no logra conseguir sus sueños suele decirles a los demás que tampoco cumplirán los suyos".
Will Smith (En busca de la felicidad)


4 "Cuanto más conozco a los hombres, más me gusta mi perro".
Brigitte Bardot

jueves, 28 de enero de 2010

J.D. Salinger


Ha muerto Jerome David Salinger, autor de The Catcher in the Rye (El guardián entre el centeno). Lo leí a los dieciocho y me encantó. Ese libro me pareció un género en sí mismo. Aquello ―y no lo que me endosaban como «clásicos»― era en lo que consistía ser escritor. Talento y magia.


Últimamente estaba pensando en volver a cogerlo, pero por alguna razón nunca termino de decidirme. Quizá lo haga en las próximas horas a modo de homenaje (y quizá mi impresión hoy sea otra, claro). También me gustaron mucho algunos de sus relatos cortos (Un día perfecto para el pez plátano es el primero que me viene a la cabeza).


Vivía huraño y semioculto y supongo que disfrutaba de todas las leyendas que se fraguaban a su alrededor. Siempre pensé que le quedaban muchas cosas que decir.


Nietzscheína



Un profesor de filosofía de la Autónoma solía decir que cada cierto tiempo necesitaba su dosis de «niezscheína». Me parece una manera inmejorable de definir el trato que tengo con Nietzsche. Aparece y desaparece de mi vida pero periódicamente tengo que releerlo, y entonces, en cada regreso, vuelvo a constatar dos cosas: que escribía admirablemente y que lo vio claro.


Vivió evocando constantemente la salud y la fuerza, dos elementos enemistados quizá con su propia lucidez. Cada vez estoy más convencido de que Nietzsche de lo que murió fue de pena; o, más exactamente, la melancolía con la que nació fue minándole la salud y terminó por volverle loco, y ya después la locura le aniquiló. A la otra muerte, la «muerte literaria» de Nietzsche ―o, ¿por qué la academia no se lo toma en serio?― asistimos a diario. Y su causa es muy otra: Nietzsche muere de éxito. Sin duda se trata de un autor peligroso, pero la sobreexplotación de esa imagen y la mezquindad de muchos de sus entusiastas ―otra pregunta para el debate: ¿es un autor culpable del público que tiene?― han terminado por convertirlo en demasiadas ocasiones en un simple icono que asociamos al colgado, al fumeta y a otros personajes que rondan nuestras vidas.


Existe una Antología de textos de Nietzsche nada obvia (que incluye, entre otras cosas, «Sobre verdad y mentira en sentido extramoral» y «De la utilidad y los inconvenientes de la historia para la vida») a cargo de Joan B. Llinares en la editorial Península. La busqué durante años sin éxito y hace muy poco la encontré en una reedición de bolsillo a precio ridículo. No pierdan el tiempo y háganse con ella. Y léanla, claro.


¿Cuánta historia podemos soportar?, ¿cuánto pasado podemos asumir sin que nos aplaste?.


«Hay personas que poseen esta fuerza en tan bajo grado que, como consecuencia de una sola vivencia, de un solo dolor, en particular de una única sutil injusticia, se desangran irremisiblemente, como de resultas de un levísimo rasguño; y las hay invulnerables a los más salvajes y terribles contratiempos y aun a los actos de su propia maldad, al punto que en medio de ellos, o poco después, alcanzan un pasable bienestar y una especie de conciencia tranquila. Cuanto más fuertes son las raíces de la íntima naturaleza de un ser humano tanta mayor cantidad de pasado se apropia o apresa: y la naturaleza más poderosa y formidable se caracterizaría por un sentido histórico que carecería de límites a partir de los cuales pudiera tener un efecto absorbente y perjudicial; atraería y asimilaría todo lo pasado, tanto propio como muy ajeno transformándolo, por decirlo así, en sangre.» (Nietzsche, F., «De la utilidad y los inconvenientes de la historia para la vida» en Antología, Península, Barcelona, 2003, pp. 83-170, pp. 91-92).

pintando con acuarela

Llevo varios dias pintando a la acuarela, y no me sale nada, he perdido la mano, me desconcentro y la cago. Pero vuelvo a empezar, tiempo hay de sobra. Hay que controlar los blancos, ser muy fino, en otras epocas me salian solas, esto es la leche. Paciencia, constancia, que todo llega.

miércoles, 27 de enero de 2010

El pene de Lekio, las tetas de Lapiedra y la confusión de Dinio. Sálvame y sus emisarios

La entrada de Domingo sobre el templo de Salomón ha despertado en mí una curiosidad inusitada y no muy recomendable en periodos de examenes. Os cuento: todo surgió a raiz de la foto de Lequio, la cual me trajo a la mente una escena análoga entre Dinio y María Lapiedra, quienes eran sorprendidos in medias res por las atentas cámaras de los paparázzis (y por los ávidos ojos de un jubileta mochilero). Todo ésto en medio de unos matojos de playa. Así comenzó mi búsqueda. Pues bien he descubierto:

1. Que aquél que "la noche confunde" ha fundado una página en internet donde reparte sagas de videos con títulos épicos como "Nacho (Vidal) y Dinio se van de putas" (al final siempre parece unirse como actor secundario habitual a su hermano Rafa. Su inclusión es la mayor parte de las veces justificada por medio del recurso del "vecino-despistado-que-estaba-de-paso")

2. Que no sólo se ha arrejuntaó con la susodicha Lapiedra, sino que prometió casarse "en directo y en exclusiva" para Antena 3, en un programa cargado de sospechas y noticias, donde se juró por el rosario de la aurora embarazos y motivos múltiples. Más: no le permitieron casarse, así que pensó en suicidarse (opción que declinó con el tiempo por considerarla cobarde y "muy cubana"). La alternativa surge "espontaneamente" en medio de un video casero, donde en principio aparece el cubano en un monólogo de su alma consigo mismo. Lucía se inserta en el plano e ipso facto -despues de un par de besuqueos de ésta a aquél en el mentón- aparece la alternativa: "¡ay, que te doy un pollazo!". Lugares posibles, cuanto más públicos mejor (ya se sabe, los isleños tienen una inclinación a lo colectivo): a) La Cibeles -"¡nooo, ya tu sabes, con el agua... el agua mojándo hasta los tobillos: no se te pone dura la pinga"-; b) La Puerta de Alcalá. Ok, makey.

3. María Lapiedra es una actriz porno, algo que, la verdad sea dicha, a estas alturas de Bizarro no debería sorprender a nadie. Aunque no se sabe bien hace cuanto. Algunos comentan que ya compaginaba el oficio con sus estudios de Filología y Comunicación Audiovisual en la Universidad Central de Barcelona. Se habla de su relación con Kiko Rivera en términos de prostitución, aunque no hubiera dinero de por medio. "“Somos amigos con derecho a roce -declara María-, nos conocimos en una discoteca, empezamos a mandarnos mensajes de móvil y le invité a una fiesta en mi casa”. Los SMS que Kiko le ha enviado, y cuya veracidad fue comprobada por el programa, decían cosas como éstas “¿Estás dormida, solita y caliente? o “Eres guapa y estás buena, mañana te foyo, ¿vale?” – sí, lo escribe con Y, de hecho, María reconoce que Kiko tiene faltas de ortografía-" Se había casado con Ramiro Lapiedra (un hombre, por lo visto, con olfato, cuyas "chicas" no se privan de éxito, así pasó con Lucía Lapiedra y Celia Blanco), luego se divorció. Una sucinta lista de noviazgos: Pipi Estrada, Borja Alonso (ex-miss España), dos tipos de Gran Hermano. Por aquél entonces solía afirmar que ella era una actriz erótica que no porno ("hay cuerpo desnudo pero no se penetra"), de modo análogo participó en el papel de femme fatale (con desnudo incluido) en un bodrio de ciencia ficción acerca de la clonación de Jesucristo y Satán; recientemente acaba de ser penetrada ante las cámaras por Dinio y Rafa en un cuatucho de baño y se podría decir que en la actualidad no son definibles los contornos de su profesión. Los límites del "género" no están lo bastante bien definidos como para ello. Tomemos un ejemplo al azar de indeterminación genérica; éste mismamente:



Vayamos a lo esencial: ¿por qué "Sálvame" es a la vez tan irresistible e insoportable? Tres horas de programa que carece de toda planificación. Un programa regido exclusivamente por medio de parámetros básicos de entretenimiento como son el ¿porquénoteechasunbaile? o el ¿porquénoenseñasunpecho? Un programa diario en el que, a mitad de todo, aparecen tres gemelos indies que regalan un Volkswagen a quien envíe un mensaje con el precio más bajo que se les ocurra (¿por qué nunca se le ocurre a nadie el precio 0 cent?). Un programa co-dirigido por una cocainómana yo por mi hija mato analfabeta vox populi madre soltera andreita comete el pollo cirugía estética verborrea chavacana heroina posmoderna (para los despistados: se trata de Belén Esteban; sobre quién alguien ya ha realizado una tesis doctoral). ¿Qué se puede esperar de un programa así? Todo. Yo tengo una libreta entera de apuntes tomados acerca del mismo. En "Sálvame" la violencia verbal y física, así como la hipocresía informativa, alcanzan unos límites dificilmente superables. En cuanto a la violencia, Kiko se ha convertido en el pugil más certero de todos: antes de desnudar a Lapiedra ya había pegado una patada en la boca a otra actriz porno, se había pegado durante la publicidad con otro contertulio al que previamente le había arrancado la peluca y había desvelado el pezón de Yola Berrocal (tanto desvelamiento nos lleva a pensar que Kiko es, en realidad, un lector encubirto de don Martin Heidegger). En cuanto a la hipocresía, el único delito moral que se no permite la "salsa rosa" es el de hablar explicítamente de menores de edad ¿por qué tamaño proteccionismo hacia los niños en un mundo de transparencia plena donde tiene la misma audiencia el montaje y su desvelamiento, la mentira y el reconocimiento de culpabilidad, la promesa de suicidio y el exilio con el fin de evadir impuestos?.

En fin, lo dicho: ¡Andreita comete el pollo!

ASEDIAR PARA DEFENDERSE, ASEDIARSE PARA NO SER DEFENDIDO




Se acabó la guerra, las palomas negras encanecen y los mutilados entierran sus miembros
                                                                                                                       Miguel Ángel Curiel
Y ahora danos una muerte honorable, vieja madre prostituida, Musa
                                                                                                                         José Ángel Valente


Si nos tomáramos en serio la vida, estaríamos siempre a la defensiva. En guardia, al tanto, sin un momento para la relajación o el descanso. Tendríamos siempre el escudo puesto, la coraza, el artilugio, seriamos inexpugnables. Pero no nos tomamos la vida en serio.
En la antigua Roma había una práctica militar muy utilizada en los asedios por las legiones llamada la tortuga. Dicho ejercicio consistía en que se cubrían con sus escudos solapándolos a modo de caparazón. Mientras que la primera fila de hombres protegía el frente de la formación con los suyos, seguidamente los levantaban hasta el centro de su cara. Si fuera necesario, los soldados de los flancos y los de la última fila podían también cubrir los lados y la parte posterior de la formación, aunque entonces la protección de la capa de escudos que cubría el cuadro no se cerraba totalmente al reducirse su número. La tortuga era una práctica lenta, pero segura, como una suerte de bunkerización primigenia. El bunker es, junto a la tortuga, sin duda el gran ejemplo de locus para la defensa, aquello que se socava en la tierra y que no deja lugar para la fractura, la llaga, la herida o el hueco: “no se agota su imagen en lo que sería una concentración de energías –escribe Fernando F. de la Flor-, en una utopía máxima de la defensa, puesto que podemos también atribuirles a estas estructuras la posibilidad de convertirse también en un centro coordinador del ataque; la razón misma de ser de la pujanza en la que se sostiene toda idea de retaguardia. Sucede que la organización y la logística de un territorio pueden ser coordinadas –y, más allá de ello, enteramente dominadas– desde estas células poderosas. No conviene menospreciar esta capacidad del búnker; después de todo, sabemos de su precedente arqueológico, los castillos, que, en tanto que edificios molares del Antiguo Régimen, sostuvieron por entero el orden feudal, y a ellos les estuvo confiada la salvaguarda de todo un sistema social”¹.
No, no nos tomamos la vida en serio. Si así fuera, no saldríamos nunca del bunker. ¿Para qué? Si todo está lleno de gilipollas, farsantes, zoquetes, idiotas, tuercebotas, mediocres, absurdos y patéticos que aparentemente solamente quieren jodernos. Gentes de mala fe que mienten y engañan, sin saber que la defensa de los valores es simplemente cumplir con la palabra dada, por ejemplo.
En La caída de los dioses (1969), Luchino Visconti nos cuenta una historia inspirada en la poderosa familia alemana Krupp, magnates del acero antes de la Segunda Guerra Mundial. A la llegada del nacionalsocialismo, la familia se ve inmersa en un guerra interna, donde, a pesar del atrincheramiento, sólo les conduce a la desaparición. Efectivamente, no sabemos cómo acaban las batallas, únicamente que empiezan.
Defender algo se puede hacer por diversas razones como el amor, el empecinamiento, la tozudez. Empeñamos nuestras energías a veces en defensas absurdas de lugares que, una vez defendidos y vencido el enemigo, dejamos por apatía. El interés estaba en la defensa, no en lo que se defendía. Acaso la vida sea un ejercicio de autodefensa continuo, como Jake LaMotta recibe golpes sin parar en Raging Bull (Martin Scorsese, 1980) en esa metáfora última de la defensa. Por muchos golpes que recibamos, por mucha sangre que perdamos, no nos caemos, no perdemos el sitio, resistimos. Aunque se nos nuble la vista y nos tiemblen las piernas, nos han educado así, sin rendición.
La espera es otra forma de defensa. Esperar a pesar de todo que algo pase algún día, sin saber muy bien el qué. Lo saben bien los trabajadores que se pertrechan tras las ruedas neumáticas, tirando piedras y esperando que llegue el milagro. La defensa de lo propio, sin comprenderlo como posesión, sino como principio fundamental, es la defensa de las ideas que se mantienen con coherencia. Y ahí, la vida y el pensamiento de lo que uno tiene que hacer pasará necesariamente por defenderse hasta las últimas consecuencias. En el tratado 31 de El arte de tener razón,  Schopenhauer viene a decir que cuando uno no sabe que objetar a las razones expuestas por el adversario, ha de declararle incompetente con una fina ironía. Una estratagema que sólo funciona cuando uno está seguro de gozar de buena fama frente a los oyentes. Esta es la defensa, declarar incompetentes a los demás, bien porque no sabemos qué contestar, pero defendiendo algo, como sea, ante quien sea y por lo que sea.
La defensa de los valores se puede ejercer desde muchas trincheras. En este caso es la nuestra, la lucha de las artes actuales como uno de los últimos rincones para la resistencia, la palabra y el grito. Si los ámbitos de las acciones artísticas y plásticas aún no están controlados por los poderes fácticos, las artes se nos antojan como el espacio último donde se puede contar de todo. En la X Bienal de la Habana, la artista cubana Tania Bruguera desarboló toda la estructura de control del gobierno de Castro con una sencilla estrategia de engaño, porque los pulveriza ya que su acción en el centro de Arte Wilfredo Lam ha traspasado fronteras, generando una segura agitación. Tenemos que buscar esas grietas que parecen ser efectivas, a veces con acciones mínimas. Es el caso de las Secret strikes de Alicia Framis o las reflexiones de Francesc Torres. En nuestro caso, propiciando ámbitos donde aún se resiste: “En estos días –escribe Vattimo-, uno puede hablar de mundos abiertos, incluso en nuestras vidas y en nuestro mundo, el arte abre el mundo cuando se acomete el mundo, sobre todo. Brecht tenía este pensamiento, incluso sin usar los términos de Heidegger hablando del teatro no Aristotélico. Al final de una obra de teatro de Aristóteles hay una catarsis: la purificación de las pasiones que la obra ha provocado en nosotros”².
La resistencia y la catarsis acaban arrasando con todo. El sabor del olor a napalm de las mañanas, como dice Robert Duval en Apocalypse Now (Coppola, 1979). Así, terminamos con cualquier escudo, porque no hay manera de defenderse, de resistir y de logarlo. El enemigo sigue estando dentro. Acaba de recordarlo hace apenas un mes, en una memorable propuesta, Isidoro Valcárcel Medina en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía: “Cuidado con la pintura” (Be(a)ware (wet) paint(ings)

¹Imperio Ctónico: gestión militar del espacio y lectura de sus huellas modernas, Fernando Rodríguez de la Flor.

² Art beyond Aesthetics, Alfredo Jaar, The commitment rediscoverered. Gianni Vattimo, Actar, 2005.

SOBRE LA DEFENSA. SUBLIME

Aun aguantamos, que no es poco. Seguimos con Sublime.
En Arco 2010 va el numero 24, Sobre la Defensa.
No estabamos muertos, estabamos de parranda. Y que siga!
Contuberniers y bizarrers, estamos en la zona de revistas de Arco, alli os esperamos!!Con el pase VIP preparado para tomar cervezas a costa de IFEMA.Un abrzo a todos, no tardeis.



las columnas de salomon


Sabemos, gracias a la detallada y emocionante descripción de Flavio Josefo, que el templo de Jerusalén fue destruido en el año 70 (e.v.), tras la conquista de la ciudad por los romanos y la sofocación de la rebelión de Bar Kokeba. A partir de entonces decae la importancia de Jerusalén en el mundo hasta que, después de la conquista musulmana de la ciudad se construye, precisamente en la explanada que había ocupado el templo de Salomón, la Cúpula de la Roca (luego mezquita de Omar), así llamada por contener la roca sobre la que Abraham había estado a punto de sacrificar a su hijo Isaac, y desde la que Mahoma ascendió al cielo. Se trata de una impresionante construcción, de planta octogonal, levantada hacia el año 690.

Todos los visitantes medievales de Jerusalén, independientemente de su credo religioso o político, se sintieron conmovidos por este edificio, que destacaba sobre una inmensa explanada pavimentada de mármol. Nada similar podía verse en ningún otro lugar del mundo, por lo que se identificó la Cúpula de la Roca con el templo de Salomón. Esta identificación se facilitó por la coincidencia de elementos decorativos, por supuesto simbólicos (vides, palmas, espigas, granadas) en ambas construcciones. Tengamos en cuenta que la mayoría de las gentes, en aquel tiempo, carecían de conocimientos históricos e ignoraban que el templo de Salomón había sido destruido varios centenares de años antes. Por ello la identificación de ambos edificios, o la identificación de la Cúpula de la Roca con el templo de Salomón, fue general entre musulmanes y cristianos. Tras la conquista de la ciudad por los cruzados, en el año 1099, la mezquita pasó a llamarse Templum Domini y el establecimiento sobre la misma explanada de la casa fundacional de los caballeros templarios, que ocuparon la adyacente mezquita de El-Aqsa, contribuyó aún más a la identificación general de ambos edificios

martes, 26 de enero de 2010



Desde un libro de la odisea que esta encuadernado con piel
de una pierna de un minero, a ediciones de bolsillo,



Leyendo el post de Taun donde habla de Rousseau, me pico la curiosidad y busque algo sobre la “bibliopegia antropodérmica” o encuadernación de libros con piel humana:

En 1543, el cirujano belga Andreas Vesalius (nombre latinizado de Andries van Wesel) escribió el primer atlas completo de anatomía humana que conoce la historia: De humani corporis fabrica, es decir, Sobre la estructura del cuerpo humano. Siete volúmenes, unas seiscientas páginas con más de trescientas ilustraciones (realizadas por su amigo Jan Stephen van Calcar, compatriota suyo y pintor, discípulo de Tiziano), que publicó a los 27 años y dedicó a Carlos V.

la edición de 1568 que se encuentra en la Brown’s John Hay Library, se encuaderno con piel humana. para mas info, buscar en http://dl.lib.brown.edu/libweb/ por autor Andreas Vesalius.



"Fue algo de lo más habitual desde el siglo XVII hasta hace relativamente poco. Cientos de estos libros se encuentran repartidos en bibliotecas, museos y colecciones privadas a lo ancho y largo de todo el mundo. Posiblemente, en la gran mayoría de ellos se desconozca esta cualidad porque a simple vista es imposible distinguir la piel humana a la de origen animal, y es necesaria una prueba de ADN para constatar su origen".

A principios del siglo XIX, en el reino unido era una costumbre habitual usar la piel de los criminales ejecutados para encuadernar libros. La mayoría de estos ejemplares se usaban para escribir las fechorías de estos mismos criminales.

*El Museo de Bury St Edmunds, en Suffolk, Inglaterra, posee uno de los ejemplos más conocidos de encuadernación antropodérmica. El sumario del juicio contra William Corder por el asesinato de la joven Maria Martin en 1827, fue encuadernado con la piel del asesino.



En la revolución francesa, las pieles de los nobles guillotinados se usaban para encuadernar ejemplares de la constitución francesa o paradójicamente, ediciones completas de Rousseau, del que los nobles se reían por sus teorías.

En la época Nazi, se sabe que la piel de muchos judíos acabaron como tapas de libros o incluso como pantallas de lámparas.

angulo diferente


Durante este hecho, los colores del rayo de luz se dividen por la refracción, y cada longitud de onda se reúne en un ángulo diferente. Los diferentes colores que observamos en el arco iris, provienen en realidad de distintas gotas de lluvia, donde las gotas que reflejan luz azul, se encuentran más cerca del suelo que las que envían luz roja.

La mirada del que estaba en el cuarto del Psicobúnker.




abc.es | ABCD las artes y las letras | Toda la actualidad cultural | Noticias de Cultura | Eventos culturalesNúmeros anteriores
Edición PDF
Descargar índice

Buscador avanzado abc.es noticias de España y del mundo Noticias de Cultura | Eventos culturalesInicioLibrosTeatroArteMúsicaCineArquitectura y diseñoFirmasCómic
La genealogía del presente

Libros Por Fernando R. Lafuente. PsicobúnkerFernando Castro Flórez, Paco Cao y Domingo Sánchez Blanco


RSSComparte 23 de enero de 2010 - número: 933 Vota: 12345 Resultado: Tamaño del texto


«No es fácil llegar a ser contemporáneos de nuestro presente», recuerda con cierta melancolía Paolo Fabri. Nadie habita ni vive en un mismo presente. Y, sin embargo, el presente es lo único real. Ni el futuro ni el pasado existen, son o bien una quimera o bien una ensoñación enturbiada por la niebla del tiempo. Si el futuro es progreso, entonces la apología del futuro es la apología de la muerte. Y el progreso, el lado o el vértigo más acelerado hacia la muerte. Cuanto más progresa la vida de alguien, más se acerca a la muerte.

La muerte sería el fin hacia el que viaja el progreso, el lugar del futuro, hasta que se hace fatal realidad; es decir, presente. Si el porvenir es la muerte, ese porvenir innegociable que cada uno posee, un porvenir intransferible, ineludible, fijo; la vida es el único presente. O mejor, el presente es la vida. Por cierto, si la vida no es eterna, la vida física -la única que uno conoce, de los fantasmas hablamos otro día-, ¿lo es la muerte?

Hay un velado papanatismo en torno al futuro. Todos los que creen en el futuro, no sospechan, parece, que es el futuro el único que te asegura un fin: la muerte. El presente, no. Siempre está a la espera. Salvo que, con Duchamp, uno recuerde que, al final, «los que se mueren son, siempre, los otros». Pero quien apela al futuro es alguien a quien le descontrola el presente y, peor, aborrece el pasado, o lo ignora, aún cuando sea, ese pasado, el propio. Sí, Fabri ha marcado el territorio. No es nada fácil ser contemporáneos de nuestro presente.

Con delicadeza y desparpajo. Psicobúnker, sin duda una rara excepción en su brevedad y enjundia, lo es. Plenamente contemporáneo. Es la descripción de una sociedad desquiciada y, sin embargo, habitable. Lo contemporáneo de Castro et al (si es que ese concepto de «lo contemporáneo» fuera unívoco, que no) es cómo se hilan, con delicadeza y desparpajo, las metáforas, las cosas de esta primera década del siglo XXI. El libro es una rareza excepcional. De una pulcritud intelectual que supera, con creces, los alambicados ejercicios académicos. La cuestión no es la realidad (algo inasible, como el presente), múltiple, compleja, ambigua; la cuestión es la sensación de realidad. Una sensación contemporánea de la banalidad que obliga de nuevo a asaltar los cielos o meterse en el búnker.

Pero éste es un búnker que no te protege de la violencia de ahí fuera, sino que te obliga a sufrir la violencia de dentro. Realidad: en Francia se pagará a los niños por ir a clase; se vende agua del grifo embotellada; Paco López sobre Paco Porras en ¿Dónde estás, corazón?: «Lo siento. Llegué a casarme con él, pero era el único famoso que conocía». Un responsable -por decir algo- del programa de televisión Alcalá Club (?) le dice a Castro que haga el comentario de tres exposiciones en tres minutos, por lo que le queda claro a Castro que no tienen ni idea de lo que hacen, ni, por supuesto, puta la gracia que les hace el arte; un pianista sordo en un hotel de Curitiba, que nunca será Sam en Casablanca, arranca con A mi manera. Un hombre ciego lleva a su hijo, un bebé, en brazos por el subterráneo de Embajadores, en Madrid.

La ecuación perfecta. Sí, ésta es la sociedad del psicobúnker: «Prohibido el paso a persona ajena». Todos somos extraños para los otros. La ecuación perfecta. Solo un paso más: extraños de sí mismos. Pocos libros muestran como éste, sin filtros ni apoplejías ideológicas, el perfil de un tiempo sombrío, y no se lo toma tan mal. Ni apocalípticos ni integrados: la nada, lo banal. El éxito es la retórica rabiosamente contemporánea; la exhibición, su baluarte. «Viejunos» que contemplan melancólicos el deterioro y «galácticos» que se extasían frente a la pantalla. Psicobúnker es el descubrimiento de un nuevo género ensayístico, sin trabas ni fronteras: la resistencia (Clement Rosset), la biopolítica (Giorgio Agamben), el silencio (Dino Buzzati), la simulación (Jean Baudrillard), los símbolos (Peter Sloterdijk).

La estrategia es clara: prohibirlo todo. Menos el futuro. Lo que no existe.

(Espacio de Arte Contemporáneo. El Gallo. Salamanca, 2009. 87 páginas, 10,40 euros)

Sodomización de la corte y del clero.





Los hermanos Bécquer publicaron en el siglo XIX un libro con ilustraciones pornográfico-satíricas de la corte borbónica.
El libro está compuesto por 89 acuarelas en las que la reina Isabel II participa en orgías y el rey es sodomizado.
El clero también aparece reflejado en estas particulares 'viñetas'.






"Carlos Marfori, de pie y con una copa de vino en la mano, observa a Isabel II sentada y con una pierna sobre uno de los brazos del sillón. Sor Patrocinio, en la mesa, está siendo requerida por González Bravo, a quien reclama Francisco de Asís. El padre Claret sodomiza al rey y una pareja de perritos emulan a sus amos formando parte de la fiesta".

El primitivo ingenuo en el Corte Inglés

["Hubo una vez un hombre llamado Rousseau que escribió un libro que no contenía nada más que ideas. La segunda edición fue encuadernada con la piel de los que se rieron de la primera."]


Tal vez sea el momento de retrotraer a sus orígenes ilustrados la crítica de la cultura en términos de entretenimiento, alienación y producción de nuevas y artificiales necesidades. Rousseau es nuestro hombre. Acabo de revisar una sugerente conferencia suya titulada "Sobre la cuestión propuesta por la misma Academia: Si el restablecimiento de las Ciencias y las Artes ha contribuido a depurar las costumbres". Como sabemos, el ginebrino concebía al ornato de los saberes apolíticos (artes y ciencias) como el correlato fenomenológico de una depravación de las costumbres patrióticas y piadosas que reinarían en un Estado funcional y alejado de la corrupción egoista, que por aquél entonces se expresava en los términos de una sociedad protocapitalista dirigida por una élite burocrática de hábitos depravados (véase el Marqués de Sade), cuyas bizarras pulsiones eran satisfechas a la sombra de la cortesía, la etiqueta y los buenos modales traidos por la Ilustración ("esa luz de la razón que da luz pero no calienta") . Descontextualizada de el contexto manifiestamente conservador en el que se inserta la crítica roussoniana, es necesario su recuperación como punto de apoyo para una teoría de la cultura comparativa que establezca relaciones entre aquél periodo "de la luz de la razón" y éste periodo nuestro "de la luz de los medios de comunicación". Como ya he dicho, se trata antetodo de hacer justicia a un gran pensador -posiblemente el jefe de todo esto (ya sabéis: romanticismo, individualismo, revolución burguesa y librepensamiento. La décadence, en definitiva)-; el primer paso a la hora de reestablecer la génesis de la teoría crítica-sociológica de la cultura. Os dejo una serie de fragmentos bastante sugerentes y una reflexión de MacIntyre al respecto.

“El espíritu, como el cuerpo, tiene sus necesidades. Éstas hacen los fundamentos de la sociedad, las otras hacen su atractivo. Mientras el gobierno y las leyes subvierten a la seguridad y al bienestar de los hombres congregados, las ciencias, las letras y las artes, menos despóticas y más poderosas quizá, extienden sus guirnaldas de flores sobre las cadenas de esa libertad original para la que parecen haber nacido, les hacen amar su esclavitud y así forman lo que se denomina pueblos civilizados. La necesidad alzó los tronos; las ciencias y las artes los han afirmado. Potencias de la Tierra, amad a los talentos y proteged a quienes los cultivan. Pueblos civilizados, cultivadlos: esclavos felices, los debéis ese gusto delicado y fino de los que os jactáis; esa dulzura de carácter y esa urbanidad de costumbres que entre vosotros vuelve el trato tan comunicativo y tan fácil; en una palabra, las apariencias de todas las virtudes sin tener ninguna.” (El subrayado es nuestro)

"Hoy que indagaciones más sutiles y un gusto más fino han reducido el arte de agradar a principios, reina en nuestras costumbres una viz y falaz uniformidad, y todos los espíritus parecen haber sido arrojados en un mismo molde; sin cesar la cortesía exige, la conveniencia ordena; sin cesar la cortesía exige, la conveniencia ordena; sin cesar se siguen los usos, nunca el genio propio. Nadie se atreve ya a parecer lo que no es; y en esta coacción perpetua, los hombres que forman ese rebaño llamado sociedad, puestos en las mismas circunstancias, harán todos las mismas cosas si motivos más poderosos no los apartan de ello. Por tanto, nunca se sabrá a ciencia cierta con quién tiene uno que habérselas"
Jean-Jacques Rousseau. Sobre las ciencias y las artes


"La civilización produce continuamente nuevos deseos y necesidades, y esta nuevas metas son sobre todo adquisitivas ya que se relacionan con la propiedad y el poder. Los hombres se vuelven egoístas a través de la multiplicación de los intereses privados en una sociedad adquisitiva. La tarea del reformador social, por tanto, consiste en establecer instituciones en que la primitiva preocupación por las necesidades de los demás sea restablecida en la forma de una preocupación por el bien común. Los hombres tienen que aprender cómo en las comunidades avanzadas no pueden actuar como individuos particulares, como hombres, sino más bien como ciudadanos."
Alasdair MacIntyre. Historia de la Ética




Quedé con un amigo en encontrarnos para tomar unas cervezas, yo no fumo pero no me molesta el humo, habíamos quedado para hablar de un proyecto para construir un salón y una torre, un edificio que podría construir ahora porque había gente interesada en ello, después de darle muchas vueltas, lo había hablado con mi hijo muchas veces de padre a hijo. El padre y el hijo, y después de no pulir nada de lo hablado, me animó para darle um empujón .El colega al que le cuento casi todo me dijo que tomáramos una cerveza y pensaríamos el modelo de concepto, pues claro, tomando algo siempre te calientas la cabeza más y forzando ese puto acero de la sesera alguna virutilla de color púrpura sale y te pone a cien, UN LUGAR PARA HABLAR Y FUMAR PUROS, el salón tipo británico con sillones de capitone o unos chester, he comprado un álamo blanco para la chimenea tiene un calibre de diámetro de dos metros, escuadrándolo quedará desmesurado como todo lo que ocurra allí.




Ley de doble formación: En el desarrollo cultural del niño, toda función aparece dos veces, primero a nivel social (interpsicológica) y luego a nivel individual (intrapsicológica). Esto puede aplicarse igualmente a la atención voluntaria, a la memoria lógica y a la formación de conceptos. Todas las funciones psicológicas se originan como relaciones entre seres humanos.

video

Junglist is a slang term referring to a dedicated listener of jungle and/or drum and bass. Tracks from this genre often contain calls and references to the "original junglists" and "jungle soldiers". Junglists usually tend to gravitate towards Oldschool and Ragga Jungle.

the perfect toy



el gato que le gustaba mamar y escuchar musica

lunes, 25 de enero de 2010

Caridad Romana y Samantha Sweeting



"Mis películas son la expresión de deseos momentáneos. Sigo mis instintos, pero de una manera disciplinada"
(Roman Polanski)



«Un ave gigantesca rompía el casacarón. El cascarón era el Mundo, y el Mundo había de caer hecho pedazos.»
(Herman Hesse)



"Adoro los placeres sencillos. Son el último refugio de lo complejo"
(Oscar Wilde)



"Tu espíritu nunca se conformó con los estrechos confines que la naturaleza nos impone".

"Tu quoque, Brute, fili mi?"
(Julio Cesar)



"hoy son áridas lomas que ostentan deformes y negras sus hondas cisuras"
(Rosalia de Castro)


"Tenía dos cañones, como una escopeta, era un toro hembra con una antorcha de acetileno en la matriz. Cuando estaba en celo, se concentraba en el gran cosmocrator, los ojos se le quedaban en blanco, los labios llenos de saliva. En el ciego agujero del sexo, valsaba como un ratón amaestrado, con las mandíbulas desencajadas como las de una serpiente, con la piel erizada de plumas armadas de púas. Tenía la lascivia insaciable de un unicornio, el prurito que provocó la decadencia de los egipcios"

(Henry Miller)

WIP.Roma,Febrero 2010.


Isidoro Valcarcel Medina, Otoño de 2009, por José Luis Corazón.




Se cuenta que en 1709 se organizó la última exposición en el claustro de la iglesia de la Santissima Annunziatta de Florencia. Se realizó una selección de 250 cuadros de la imponente colección del Príncipe de Toscana que debido a causas espaciales derivadas del tamaño del recinto y por causas temporales, sólo pudo contemplarse durante tres días. Estos límites espacio-temporales, cercados y circunscritos, son recuperados simbólicamente por Isidoro Valcárcel Medina para hablar de aquello que le vienen pidiendo desde hace tiempo instituciones criticadas por él como museos, centros de arte o galerías españolas: realizar una exposición antológica y retrospectiva de su trabajo. La institución elegida ha sido el Museo Nacional y Centro de Arte Reina Sofía y su título está vinculado a la celebración del III centenario de aquella última exposición: Otoño de 2009. Duró sólo tres días.
Se cuenta que en 1709 se organizó la última exposición en el claustro de la iglesia de la Santissima Annunziatta de Florencia. Se realizó una selección de 250 cuadros de la imponente colección del Príncipe de Toscana que debido a causas espaciales derivadas del tamaño del recinto y por causas temporales, sólo pudo contemplarse durante tres días. Estos límites espacio-temporales, cercados y circunscritos, son recuperados simbólicamente por Isidoro Valcárcel Medina para hablar de aquello que le vienen pidiendo desde hace tiempo instituciones criticadas por él como museos, centros de arte o galerías españolas: realizar una exposición antológica y retrospectiva de su trabajo. La institución elegida ha sido el Museo Nacional y Centro de Arte Reina Sofía y su título está vinculado a la celebración del III centenario de aquella última exposición: Oto ño de 2009. Duró sólo tres días.
Isidoro Valcárcel Medina es uno de los artistas españoles más importantes de los últimos 50 años. Fue galardonado con el Premio Nacional de Artes Plásticas en 2007. Su trayectoria ha estado marcada por una reivindicación de aquellas prácticas conceptuales que trataban de llevar hasta sus últimas consecuencias un cierto trato con la imposibilidad del arte. Un arte barato, inadvertido, político y profundo enfrentado a otras prácticas más preocupadas por no mostrar ningún posicionamiento crítico, dedicado a una materialidad identificable con el fetichismo de la pintura, la escultura, la literatura o la arquitectura, valorando a la obra de arte por su precio. El caso es que se dice que IVM no vende su obra y no hay ninguna colección que posea trabajo suyo alguno. ¿Qué razones han de sostener estas enigmáticas negativas de un autor consciente del carácter transitorio, efímero y mortal de las artes? ¿Acaso el hecho de que muchas de sus obras se hayan perdido o desaparecido? El hecho es que entre todas estas situaciones extrañas a un centro de arte sobresale la representación de la colección reescrita realizada este mismo año por la nueva dirección. Si entre los argumentos de la nueva disposición se invocaba a la figura de Aby Warburg partiendo de tópicos identificables con la mezcla de estilos y tiempos, IVM ha reivindicado de alguna manera también la disposición de aquellos paneles warburgianos donde se iban ordenando coincidencias estéticas y conceptuales concretas. En nombre de una sana iconoclasia, ha reconstruido por medio de planos las salas dedicadas a su colección marcando las medidas de cada obra de arte y su distancia entre ellas y el propio espacio expositivo. Un trabajo de delimitación, también circunstancial por su sentido irónico, que muestra el enclavamiento original de cada obra de arte coleccionada.
A esta exposición hay que añadir otras intervenciones, acciones y hechos que durante todo este otoño está realizando IVM en el MNCARS. Pueden señalarse, entre unas 25 circunstancias diferentes, las siguientes: una visita a los cuatro edificios del museo el día que cierra al público, su recreación personal de las audioguías usadas por los visitantes y la organización de una exposición con obras de los trabajadores del lugar que, a pesar de estar en un espacio público, nunca había sido vista por el espectador. También ha colocado carteles avisando del cuidado que hay que tener con la pintura, ha diseminado 9000 marcapáginas por multitud de libros de la biblioteca y ha prohibido que la institución pueda comprar obra alguna suya. En realidad, esta invitación al robo circunstancial de arte da qué pensar. Porque realmente IVM no avisa de sus acciones, ni pretende que el público pueda verla completamente. En sus declaraciones ha señalado la necesidad de no ofrecer fácil o dócilmente sus acciones, afirmando, por otra parte, la vinculación del arte con la ética en una suerte de aproximación realista a la actualidad en forma de deriva urbana. Así, IVM ha declarado irónicamente, "lo que quiero es caminar".
Una idea del paseo alrededor de edificios cerrados, atravesando los parques y las calles en una acción propia del otoño, cuyo inicio tiene lugar en la puerta del museo durante varios días y que, después de un rodeo donde se pueden contemplar entre otras cosas una gran pancarta donde el autor pide que disculpen las molestias ocasionadas, donde no se sabe muy bien si se refiere a sí mismo o a Jean Nouvel, potenciando que podamos encontrar otras situaciones cotidianas que muestran los límites entre lo real y lo artístico. En el desarrollo de IVM sobresale el interés por utilizar materiales cotidianos que de repente cobran nueva significación al ser trasladados a lugares identificables como artísticos. Por ejemplo, en el caso de trabajos anteriores como No necesita título, donde IVM había reconstruido un salón con mesas dispuestas para ofrecer la comida que cada día recogía de distintos albergues de Madrid. También en el caso de la Oficina de Ideas que con motivo de una exposición en una galería de arte organizó. Una oficina típica donde IVM recibía a quien quisiera aportar alguna idea. Este tipo de acciones fuera de la performance clásica se enfrenta a aquellos discursos vigentes donde la importancia de lo artístico se revela en la materialidad pesada de un objeto, sin ofrecer una lectura más conceptual, simbólica e inteligente que aporte algo más que saber el precio o el nombre de quien lo perpetra. En ese sentido, IVM ha mantenido desde los años 60 un discurso ejemplar sobre aquello que representa y presenta el arte mediante un estilo propio, contando por otra parte, con la necesidad de un arte de vanguardia. En efecto, si su obra mantenía un cierto discurso constructivista, conceptual o simbólico, también es cierta una cierta dependencia con la escritura y la lectura. Realmente, lo que propone IVM son otros modos de lectura que disienten con lo establecido. Si el autor ha considerado el valor verosímil del arte en lugar de sus pretensiones de verdad, entonces sus proposiciones se han movido de una manera pasajera, transitable y transformadora, marcando también una separación entre lo que es imagen y negación en lo artístico.
Lo que sí es común al trabajo de IVM es el cuestionamiento de un arte institucional y el merodeo que con sus proyectos ha realizado a través de su participación en talleres de arte o en sus extrañas conferencias. ¿A qué considera arte institucional? A aquel que está vinculado al desarrollo de una acción en la ciudad, pero actuando como si no lo tuviera en cuenta. A aquel arte que permite actuar en público, pero limita su participación. A aquel arte que depende del tiempo, pero limita mediante horarios fijos. En definitiva, a aquel arte que se proclama novedoso y sigue repitiendo los mismos patrones. Por el contrario, IVM ha configurado una serie de acciones en el museo nacional español dedicado al arte contemporáneo decidido a ponernos en marcha. Esta identificación del paseo y lo artístico es más antigua de lo que pueda parecer. Realmente ese es el significado original de la escultura y su relación con lo que se eleva por medio de un pedestal. Una idea pedestre del arte que Georges Didi-Huberman recoge en su libro dedicado a la pintura encarnada, señalando cómo la cuestión varía notablemente al ligar lo estatuario con el pie y el paso de Gradiva. En este sentido, el merodeo propuesto por IVM alrededor de este museo deviene realidad de una ausencia fugaz, un arte compartido a través de una metafórica idea: devolver lo urbano al arte, constatando que el arte ha de ser una vuelta a la ciudad.
www.curamagazine.com